Buenas noticias desde el Reino Unido: la cadena de supermercados Morrisons opta por las bolsas de papel.

La decisione nasce dalle richieste dei clienti, sempre più sensibili e consapevoli sulle tematiche ambientali.

La decisión nace de la petición de los clientes, cada vez más sensibles y conscientes de los problemas medioambientales.
Decisión histórica para Morrisons: la cuarta cadena de supermercados del Reino Unido, con una cuota de mercado del 10,4 %, ha incorporado en sus cajas las bolsas de papel grandes para alimentos, aumentando al mismo tiempo el precio de las bolsas de plástico en un 50 %.

La decisión de introducir y promocionar el uso de bolsas de papel, que son reutilizables y reciclables, surge de la petición de los clientes, cada vez más sensibles y conscientes de los problemas relacionados con la sostenibilidad ambiental. «Estas nuevas bolsas de papel tienen exactamente la misma función que las bolsas de plástico», afirma Andy Atkinson, Customer & Marketing Director del grupo Morrisons. «Son resistentes, reutilizables y, sobre todo, evitan que grandes cantidades de plástico contaminen el medio ambiente.»

La decisión de Morrisons confirma la tendencia positiva de los últimos años. Según datos del gobierno británico, en 2018 el número de bolsas de plástico desechables vendidas por las siete principales cadenas de supermercados, Tesco, Sainsbury’s, Asda, M&S, Co-op, Waitrose y Morrisons, descendió a poco más de mil millones, una caída muy importante con respecto a los siete mil millones del período anterior a la introducción de las tasas obligatorias para los grandes minoristas en 2015.

Una buena noticia para la salud del planeta, pero también para nuestro futuro en un ecosistema que debemos proteger y cuidar.

Para saber más sobre la introducción de las bolsas en los supermercados Morrisons, le invitamos a que lea esta noticia del periódico The Guardian.